PATRIMONIO DE SCERVINO

“He querido ser diseñador desde siempre. Ya de pequeño soñaba con poder vestir algún día a las mujeres más bellas del mundo.”

Descubre la historia de Scervino
Los orígenes
Ermanno Scervino nació en Milán, pero siendo aún niño se trasladó a Florencia, ciudad que considera su hogar por motivos personales y profesionales. En su infancia, pasaba las vacaciones de verano en Forte dei Marmi, lugar frecuentado por las mayores divas del cine italiano, como Sophia Loren, Gina Lollobrigida y Monica Vitti, y las de invierno en las pistas de Cortina d'Ampezzo, destino chic por excelencia, empezando ya así a forjar las bases de su filosofía estética.

Después, colaboró con los más grandes maestros de la moda y el lujo italianos y vivió el ambiente de las ciudades más cool de los años 70 y 80 (entre ellas, Nueva York, donde frecuentó a Andy Warhol y el mítico Studio 54).

A finales de los años 90 conoció a Toni Scervino, que aportará el brazo emprendedor a su mente creativa. Amante como él de la excelencia toscana, Toni le aporta el apoyo y el ánimo decisivos para lanzar por fin su marca y hacer realidad aquel sueño de la infancia de vestir a las mujeres más bellas del mundo.
“La belleza del Made in Italy es la clave de esta profesión”

La casa Ermanno Scervino se fundó oficialmente en 2000 en Florencia. La elección de la capital toscana como sede de la marca de moda es fundamental, ya que el Made in Florence, un conjunto de valores aportados por la tradición, por la más hábil sastrería artesanal y por unas competencias técnicas siempre a la vanguardia, está indisolublemente ligado al ADN de la marca.

La nueva sede en Florencia

El modus operandi de Ermanno Scervino, quien gusta de seguir en primera persona el desarrollo de su investigación estando en profundo contacto con la elaboración y la experimentación creativa, le llevó a tomar la decisión de inaugurar en 2007 la nueva sede en Bagno a Ripoli, en las colinas del Chianti que rodean Florencia. La zona es conocida históricamente por la fabricación y elaboración del encaje y la confección de prendas para vestir a la aristocracia europea. La sede gira en torno al laboratorio de costura, albergando además el taller, el centro de desarrollo de prototipos, la sastrería y el taller de punto y confección, todos en constante diálogo con los departamentos de estilo.

“Diseño las prendas justo un momento antes que una mujer la desee.”

Couture-à-porter

Con su moda, Ermanno Scervino ha reinventado el concepto de prêt-à-porter, haciéndolo evolucionar a una couture-à-porter. Las creaciones de Ermanno Scervino no padecen la simplificación de la industrialización, sino que se obtienen mediante elaboración artesanal de excelencia con un sabor de alta costura. Desde la elección de los tejidos de la mejor calidad, fundamento de cada creación, la mano que diseña, la prueba en maniquí, hasta los primeros patrones y la puesta en escena de las colecciones, está todo bajo el estricto control del estilista y su equipo, sin compromisos ni pasos intermedios.

“La innovación ha sido llevar el plumón de la montaña a la ciudad, convirtiéndolo en una prenda glamurosa y elegante.”

Una pregunta sencilla formulada en las pistas de esquí de Cortina d'Ampezzo fue lo que marcó el principio del estilo de Ermanno Scervino: ¿por qué el plumón no puede ser una prenda glamurosa y sensual? Así, el estilista empezó la confección de abrigos elegantes y seductores, uniendo belleza y funcionalidad, a los que combina, en contraste, delicados camisones muy femeninos, que ya no se ocultan, sino que se muestran convertidos en preciosos vestidos de noche. Esta novedad enseguida atrajo a la clientela italiana e internacional; ya desde el primer desfile se produjo un aluvión de pedidos. Las boutiques de élite anhelan las prendas de esta nueva marca que refleja el deseo del momento: un lujo innovador, independiente, sin prejuicios frente a combinaciones modernas e inesperadas de materiales y cortes. Su técnica de confección aplicada a la ropa deportiva seduce a primera vista. El estilo inconfundible de Ermanno Scervino ya se ha dado a conocer y es reconocido como sinónimo de calidad Made in Italy y de estilo internacional.

"La sabia maestría artesanal de la Maison cuenta el sofisticado encanto femenino de una manera susurrada gracias a detalles con un encanto íntimamente romántico y contemporáneo"

“Trabajo al servicio de la belleza femenina.”
Back
Scroll